Mostrando entradas con la etiqueta Simplicidad voluntaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Simplicidad voluntaria. Mostrar todas las entradas

domingo

El Puente

Simpático y cortito vídeo sobre cómo resolver de manera simple algunos conflictos con l@s demás.

Una cita de Kodo Kimura

No tengo patria. En cambio, allá donde esté me encuentro en casa.
En ninguna parte me siento como un invitado. En los templos a los que se me invita habito como si fuera el mío propio.
Vivo con naturalidad, sin grandes ceremonias.
A cada paso que doy me encuentro en casa. En cada paso se encuentra el universo.
Ningún lugar al que ir. Ninguno al que regresar. Ningún lugar en el que pudiera ocultarme y tampoco ningún lugar tras el que andar."

Kodo Kimura
Del libro: " El zen es la mayor patraña de todos los tiempos"
Imagen: Cecilia Aisin-Gioro


La poesía y las hierbas naturales al servicio de l@s demás.


La abuela de la selva que cura con poesía


Ser poeta es un talento que a pocos se les da. Escribir algo que llegue a las entrañas, que toque sus fibras tanto como para curarlas, todavía es más complicado de encontrar. La jungla de Kerala, ubicada al sur de la India tiene a su propia María Sabina. Se trata de una mujer de 75 años que cura a sus pacientes con plantas y, además, con un gran antídoto: la poesía.

Lakshmikutty es el nombre de esta anciana, aunque es llamada con cariño “Vanamuthassi”, que significa “abuela de la selva”. Humildad es la palabra perfecta para describir su forma de vida. En su memoria almacena cerca de 500 recetas que no están compiladas en ningún libro. Aunque sea esta historia la que ha trascendido en redes sociales, parte de la fama que ahora tiene esta mujer es gracias a la poesía que recita a sus pacientes cuando van a visitarla.

La forma en la que liga a la naturaleza con las palabras es prodigiosa, tanto, que muchos de los pacientes que ha sanado, provenientes de diversas partes del mundo, pueden quedarse horas charlando con ella, en busca de una cura para sus malestares.
abuela de la selva cura con poesia
*Fuente: La Vanguardia.
Dicen que las grandes historias están marcadas de grandes tragedias y la de la abuela de la selva no es la excepción. Primero, después de convivir muchos años con uno de sus primos de nombre Mathan Kaani, se casó con él a los 16 años. Juntos, con un matrimonio poco convencional pero que ellos pensaban perfecto, procrearon tres hijos. Uno de ellos murió al ser atacado por un elefante salvaje, mientras que otro falleció a causa de un accidente.

A raíz de estos acontecimientos, Lakshmikutty se refugió escribiendo poemas y artículos que no sólo hablan de cómo hacerse más fuerte a través de la naturaleza, sino también describe lo hermosa que es su cultura tribal y el poder que tiene en el bosque.

El Departamento Forestal de Kerala pretende recopilar en un libro las más de 500 recetas que la memoria de esta mujer alberga, además de juntar también la mayor cantidad de poemas que ha utilizado a lo largo de su vida para que la gente que no tiene la oportunidad de viajar a la India, los tenga a la mano para sanar.


abuela de la selva cura con poesia
*Fuente: Familia de Luz.
Pese al reconocimiento que se le ha dado en los últimos meses a través de darse a conocer su historia en redes sociales, la abuela de la selva quiere seguir viviendo en su humilde cabaña ubicada en Kerala.

Su sencillez y calidad humana no se han apagado a pesar de todos los acontecimientos que le han marcado de mala manera la vida. El libro no es algo que le interese mucho, confesó alguna vez. Lo que ella prefiere es poder construir un hospital para seguir atendiendo a la gente que la visita.

Aunque la globalización y la industrialización esté amenazando al mundo, en lugares como Kerala, en la India, siguen existiendo personas como la abuela de la selva que desean preservar el conocimiento tradicional por sobre todas las cosas.

Reportaje extraído de: Culturacolectiva.com.
La fuente para este reportaje ha sido: Familia de Luz. 

viernes

Stand By Me | Playing For Change | Song Around The World

"Grandes músicos de todos los rincones del mundo que tienen voz y sonido gracias a la Fundación Playing For Change. 
A parte de disfrutar de algunas colaboraciones grandiosas como pueden ser la de Bono de U2 o la de Manu Chao, entre otros..."

(Palabras de mi amiga Susana para presentarme esta fantástica fundación)
Espero que disfrutéis de su música tanto como yo lo estoy haciendo.


miércoles

" Te voy a matar"...



Un muchacho de 14 años que estaba en el programa había disparado y matado a un adolescente inocente para demostrar su valía ante su banda. Durante el juicio, la madre de la víctima se mantuvo ante su banda. Durante el juicio, la madre de la víctima se mantuvo impasiblemente en silencio hasta el final, cuando el joven fue acusado de asesinato. Después de que se anunciara el veredicto, ella se puso de pie lentamente, le miró directamente y dijo: “Te voy a matar”. Seguidamente el joven fue llevado a una institución juvenil donde tenía que cumplir una condena de varios años.
Transcurrido el primer medio año, la madre del muchacho asesinado fue a visitar al asesino. Antes del asesinato él había estado viviendo en la calle, por lo que ella era su único visitante. Estuvieron hablando durante un rato, y al irse, ella le dio algo de dinero para tabaco. Seguidamente, poco a poco, ella empezó a visitarle regularmente, llevándole comida y pequeños regalos. Hacia el final de la condena de tres años, le preguntó que iba a hacer cuando saliera. Él se sentía confuso e inseguro, de modo que ella ofreció ayudarle y le buscó un trabajo en la empresa de una amiga. Seguidamente le preguntó dónde iba a vivir, y como él no tenía familia a la que retornar, ella le ofreció usar temporalmente una habitación que tenía libre en su casa. Él vivió allí durante ocho meses, comió su comida y trabajó en el empleo que ella le había buscado. Entonces, una noche, ella le llamó a la sala de estar para charlar. Se sentó frente a él y esperó. Después le miró fijamente:
— ¿Recuerdas que en el tribunal te dije que te iba a matar?
— Claro— replicó él—. Nunca olvidaré ese momento.
— Bueno, lo he hecho— dijo ella. Yo no quería que el muchacho que podía matar a mi hijo sin motivo siguiera vivo en esta tierra. Quería que muriera. Por eso empecé a visitarte y a llevarte cosas. Por eso te conseguí el trabajo y te permití vivir aquí, en mi casa. Así es como me propuse cambiarte. Y aquel viejo muchacho, se fue. De modo que ahora quiero preguntarte: como mi hijo se fue y ese asesino también se fue, ¿te quieres quedar aquí? Tengo sitio, y me gustaría adoptarte si me dejas.

Ella se convirtió en la madre que él nunca había tenido.
¡Qué compasión de la mujer! ¡Qué perdón! ¿De dónde venían? Todos podemos identificarnos con su gruñido primal cuando dice: “Voy a matarte”. Y cuando, en la sala de estar, ella recuerda al muchacho lo que le había dicho en el tribunal, yo temí lo que vendía a continuación. Pero me quedé sorprendido. Ese momento habría sido igualmente conmovedor para un hindú y un judío, para un budista y un cristiano, pero esta historia no tiene ni un atisbo de “religión”. ¿Qué había ocurrido? El amor libre de egoísmo había conquistado todos los genes “egoístas” darwinianos como la razón pura kantiana. El poder transformador de la emoción positiva había intercedido.
Vaillant, George. La ventaja evolutiva del amor. Barcelona. Rigden-Institut Gestalt. 2009
Imagen: Bansky Art 

Reflexionemos I


Imagen: Facebuda.org
Libro al que pertenece la cita: El corazón es noble.
Autor: Ogyen Trinley Dorje ( S.S. Karmapa)
Editorial: Sirio

viernes

Soltar lo que no importa en la vida I



Un vídeo de Facebuda.org en el que Venerable Damchö nos orienta sobre por qué este deseo de comprar, consumir y cómo enfocar una vida con la mayor sencillez posible.
En el vídeo, entre otras muchas cosas interesantes, Venerable Damcho dice: " El problema no son las riquezas y los estímulos, el problema es nuestra actitud...". 

( Cris Carrasco García)



martes

No tomar lo que no te han dado... Mucho más profundo de lo que parece

Imagen: Bryce Cameron


Como algun@s de vosotr@s sabéis, el curso de ética budista que estoy haciendo en el Instituto Budadharma ( el enlace de su página está en este mismo blog, un poco más abajo, en la sección "Espiritualidad Comprometida") está contribuyendo, entre otras muchas cosas,  a la determinación de llevar una forma de vida lo más sencilla posible. 
En la lección de esta semana estamos analizando el principio de " no tomar lo que no te han dado", y en ella hemos estudiado dos textos que me parecen, además de muy bellos, muy ilustrativos. 
Os dejo parte de estos dos textos: 


"(...) Al mismo tiempo, la explotación no es algo fuera de mi mente o la de ustedes. Sólo unos minutos de televisión son suficientes para mostrarnos lo fácil que somos seducidos por la atracción al consumo. Mahatma Gandhi dice:" No estamos siempre conscientes de nuestras necesidades reales, y la mayoría de nosotros multiplicamos de manera impropia nuestros deseos y estos nos vuelven ladrones de manera inconsciente. Si nos dedicamos un poco a pensar en el tema, encontraremos que podemos deshacernos de un buen número de nuestros deseos. Aquel que sigue la práctica de No Robar, generará una progresiva reducción de sus propios deseos. Mucha de la dolorosa pobreza de este mundo ha surgido del incumplimiento del principio de No Robar". 
Nótese que Gandhi no está hablando de reducir posesiones, aunque eso le seguiría de manera natural y definitivamente lo hizo en su propio caso. Él habla de reducir necesidades y las necesidades surgen en la mente. Nuestro mundo enfrenta la más grave de las crisis porque todos nosotros nos hemos involucrado en una conspiración para agotar recursos irreemplazables para satisfacer necesidades establecidas en ese mismo proceso de agotamiento."

Robert  Aitken
The Mind of Clover, Essays in Zen Buddhist Ethics
Fragmento: Capítulo tres
Diamond Sangha, 2000

"(...) También se pueden explorar otros niveles de hurto. ¿ Estamos consumiendo mucho más de lo que realmente necesitamos, incluso teniendo en cuenta que no estamos llevando un estilo de vida de renuncia? Para cada uno de nosotros, esta parte de la lección nos lleva a la pregunta: ¿ qué es moderado y qué es exceso? Podemos usar esta pregunta tanto como un garrote de auto juicio o como una pregunta reflexiva sobre nuestra vida y las decisiones que tomamos. Despertarse no tiene que ser un asunto sombrío cuando llevamos el deleite de la investigación a lo que estamos haciendo. Podemos modelar nuestras vidas de la misma manera que un artista crea un gran pieza de arte. Nuestras vidas son el medio por el cual podemos expresar nuestra sabiduría creativa".

One Dharma
Joseph Goldstein
Fragmento: pp1-3
Harper Collins eBooks, 2010

Imagen: Bryce Cameron

Esas pequeñas violencias

Hace unos días, una amiga psicóloga escribía en el Facebook que había optado por marcharse de algunos grupos de psicólogos de esta red social porque no soportaba la violencia verbal que detectaba en sus colegas de estos grupos y en este escrito dejó una frase que me ha hecho reflexionar: " en los detalles pequeños también hay violencia".

Es lo que los grupos feministas  llaman "micromachismos" cuando esas pequeñas agresiones se realizan contra las mujeres y que están tan aceptadas y son tan asiduas en el entramado social que tod@s las vemos como algo normal. 

Los sarcasmos, la ironía, la burla taimada que esconde un sentimiento de superioridad respecto a l@s demás, el ignorar las palabras de l@s otr@s, los juicios, la crítica, incluso la crítica constructiva, los gritos, la falta de paciencia... todo ello son ejemplos de las pequeñas violencias que nuestro ego ejerce sobre l@s demás.

Al hilo de la marcha de mi amiga de estos grupos, me gustaría contar que  cuando me hice vegana yo también quise ser parte de algunos colectivos de este tipo y, como ella, acabé marchándome de todos ellos porque me resultaba insoportable la agresividad de algunas personas que, amparándose en la defensa de los animales no dudaban en juzgar, condenar y agredir a aquellas personas que no siguen una dieta vegetariana o vegana. Es la filosofía antigua y primitiva de : " quién no esté conmigo, está contra mí".
Me cuesta mucho entender cómo alguien puede sentir gran compasión hacia los animales y no sentirla hacia los seres humanos.

No somos mejores que l@s demás porque seamos vegan@s, vegetarian@s o pensemos que estamos más concienciados con los problemas medioambientales. Nosotr@s somos l@s demás y ell@s son nosotr@s. Tod@s formamos parte de este motor que es la vida. 

Si le preguntamos a cualquier persona si está en contra de la violencia sin dudarlo nos responderá que sí, pero luego sin duda la oiremos criticar al vecino o gritarle a su hijo o decir que no le cae bien su cuñado porque es de un equipo de fútbol diferente al suyo o que no se pueden abrir las fronteras a  l@s refugiad@s porque son demasiad@s o porque entre ell@s se colarían terroristas. 

Y estas pequeñas agresiones, estas violencias diminutas, estas miradas de reojo que creemos que no hacen daño, esos chismorreos, son vistos como normales, son aceptados y no intentamos evitarlos. 
Muchas veces, sin darnos cuenta, convertimos en diversión el sufrimiento de l@s demás. 

Y para terminar, me gustaría contaros una historia de R. Fulghum que dice más o menos ésto:

En una isla muy remota donde todavía hay nativ@s que creen que todo tiene alma, cuando quieren derribar un árbol se ponen tod@s en círculo a su alrededor y comienzan a gritarle. Est@s nativ@s creen que si le gritan el alma del árbol morirá de pena y así el árbol también acabará muriendo y finalmente caerá al suelo. 
Nostr@s, l@s civilizad@s, l@s científic@s, l@s del mundo desarrollado, cuando oímos estas historias nos morimos de la risa y pensamos: "esta gente ignorante...".
Pero cuando estamos en el centro de un atasco y se nos acaba la paciencia, gritamos. 
Cuando nuestr@ niñ@ no se porta como quisiéramos, le gritamos.
Cuando en el trabajo un subordinado nuestro no trabaja como esperamos, le gritamos.
Cuando el vecino pone alta la televisión, le gritamos. 
Le gritamos a todo y a tod@s sin pensar en el reguero de almas que vamos derribando a nuestro paso. 

(Cris Carrasco García)
Imagen: Tina Spratt

lunes

Artículo interesante sobre veganismo

Navegando por Internet he encontrado este artículo que me parece muy orientativo sobre qué es en realidad ser vegan@, y cuáles son los principios éticos que nos mueven.

Imagen: Francesca Strino



Codirectora de la UPF-Centre for Animal Ethics
Veganos, mucho más que un estilo de vida
El veganismo es un paso más en el progreso moral de la sociedad para arrinconar la violencia.

El término 'vegano' se ha puesto ahora de moda, pero este año cumple 73 años. Fue acuñado en 1944 por un carpintero inglés, Donald Watson, cofundador de la primera sociedad vegana en el mundo. Los miembros de la Vegan Society no fueron los primeros humanos en oponerse por motivos éticos a la explotación de los otros animales (budistas, jains y pitagóricos ya lo hacían hace más de 2.500 años), pero su iniciativa representa el nacimiento del veganismo como ideología moderna.
Watson y sus compañeros reformistas querían diferenciar entre los vegetarianos por motivos éticos –que lo eran por respeto a los animales– de los vegetarianos por otros motivos. Esta definición enseguida incluyó la oposición a cualquier tipo de explotación animal (por alimentación y también para entretenimiento, vestimenta, caza, experimentación, tracción, etc.). El veganismo nace pues como una posición que de hecho es política, busca emancipar a unos individuos de la explotación de otros.


PRINCIPIOS ÉTICOS
Por intereses económicos y desconocimiento, a veces se presenta el veganismo como una opción radical. Pero en realidad es un paso más en el progreso moral de la sociedad para seguir arrinconando lo más radical de todo: la violencia. Lo prioritario no es si es necesario o no explotar a los otros animales, sino si es ético.
Sea por el motivo que sea que se utilicen a los animales, la etiqueta 'ético' es inadecuada –porque utilizar a un sujeto vivo sensible nunca está justificado. Incluso en una granja 'humana' a los animales les quitamos la vida a los pocos meses/años, separamos las madres de los hijos para apropiarnos la leche y seguimos explotando la manipulación genética que lleva a los animales a sufrir deformaciones y dolor crónico desde su nacimiento.
La explotación ética es un oxímoron. Las personas veganas practican en la vida cotidiana el boicot más amplio posible a toda forma de violencia. Clasificar el veganismo (ético, dietético, medioambiental, etc.) no tiene sentido.

VEGETARIANOS
Una persona que sigue una dieta vegana por motivos de salud o para reducir su huella ecológica no es vegana, sino una vegetariana estricta que se mueve por un beneficio propio (cuidarse a sí misma o cuidar el planeta del que depende). Las personas veganas, aquellas que se mueven por la convicción ética de evitar la violencia, tienen un índice de abandono bajísimo. La confusión entre unas y otras interesa enormemente a algunos.
Ser vegano/a implica una dieta y un estilo de vida concretos y tiene excelentes repercusiones sobre la salud humana y la del planeta. Pero no se debería definir por ninguna de estas cosas, sino por el principio ético que las motiva. Este principio prima el respeto al otro, sea cual sea su especie. Es una acción directa para acabar con el genocidio que cometemos contra otros seres vivos. El término, declarado nuevo neologismo catalán del año 2016, merece una definición política cuando sea incorporado al diccionario.

Publicado en : elperiodico.com  el 26-1-2017

Autora: Núria Almiron

viernes

Pausas para respirar


El otro día leí una entrevista a un maestro zen en la que advertía de la moda del mindfulness y esos cursos basados en esta técnica meditativa que últimamente proliferan tanto, y decía algo que me parece muy interensante: el mindfulness no sirve de nada si no lo practicamos en nuestra vida diaria y cotidiana; de nada sirve pagar un montón de dinero si sólo trabajamos con nuestra mente la hora y los días que dure el curso. Además, los precios de estos cursos, quizá porque están de moda, tienen, en muchas ocasiones unos precios desorbitados. 

Y al hilo de estos pensamientos, uno de los textos del segundo tema del curso sobre ética budista que estoy realizando en el Instituto Budadharma, hablaba sobre las breves pausas que podemos hacer en nuestra vida cotidiana para aclarar las ideas y darle un respiro a la mente. Os dejo aquí un fragmento de dicho texto:

"...Hacer una pausa crea un contraste momentáneo entre el hecho de estar completamente centrados en nosotros mismos y el de estar despiertos y presentes. Simplemente nos detenemos durante unos segundos, respiramos hondo y seguimos adelante. 

El maestro budista Thich Nhat Hanh enseña esto como una práctica de atención plena.En su monasterio y su centro de retiro, alguien toca una campana cada cierto tiempo, y, al oír ese sonido, todo el mundo se detiene unos instantes para respirar en profundidad y con atención plena. En medio del simple hecho de vivir, que suele ser, en gran medida, una experiencia de estar atrapado caracterizada por una profusión de charla interna, simplemente, hacemos una pausa.

Podríamos hacer ésto a lo largo del día. Tal vez nos resulte difícil acordarnos al principio, pero cuando empezamos a hacerlo, esas pausas se convierten en algo que nos nutre; empezamos a preferirlas al hecho de estar completamente atrapados.

Las personas a las que les resulta útil, buscan maneras de introducir pausas en sus ajetreadas vidas. Por ejemplo, ponen una señal en su ordenador. Puede ser una palabra, una cara, una imagen, un símbolo, etc. Cualquier cosa que sirva de recordatorio. Otra alternativa es decirse: " siempre que suene el teléfono, voy a hacer una pausa", " siempre que abra la nevera, o que espere en una cola, o que me cepille los dientes...". Podemos recurrir a cualquier cosa que ocurra con frecuencia en nuestra jornada. Simplemente vamos haciendo nuestras cosas y luego durante unos segundos, nos detenemos y respiramos tres veces de manera consciente. (...)
En situaciones muy cargadas o, de hecho, en cualquier momento, bastaría con hacer una pausa para desprendernos de nuestros viejos hábitos, basados en los miedos. Cuando lo hacemos dejamos un poco de espacio para entrar en contacto con la apertura natural de nuestra mente y permitimos que emerja nuestra inteligencia natural. La inteligencia natural sabe instintivamente qué nos calmará y qué nos agitará todavía más. Esta información puede salvarnos la vida".

Pema Chodron, 
Libérate. Abandona tus temores y descubre el poder del ahora.
Editorial Oniro, 2011

Imagen: Deborah Dewit

lunes

En voz baja

Conversar en un tono de voz bajo, con palabras casi susurrantes... 

Soy de un lugar donde se grita mucho al hablar y casi nadie tiene los oídos preparados para que alguien le hable bajito; sin embargo, a mí los gritos siempre me han molestado e incluso cuando alguien me habla alto, aunque me esté diciendo te quiero, me suena a agresión. 
Me duele. 
No soporto ir a un restaurante o cafetería en hora punta porque parece que todo el mundo compite para ver quién eleva más la voz. Es insoportable. 

¿ Por qué no aprendemos a hablar bajito y con palabras suaves? ¿ Por qué hay quien cree que si grita y en cada una de sus frases dice una palabra malsonante tendrá más razón? ¿ Por qué creen que así son más fuertes? No me importan las conversaciones de mis compañer@s viajer@s en el autobús o el metro pero tengo la obligación de escucharlas.
Yo tiendo a hablar muy bajito y a veces noto que muchas personas agudizan sus oídos para poder escucharme porque no están acostumbradas.
¿ Y esas personas que hablan y hablan y hablan y hablan y saturan el aire, la habitación donde están y el ambiente con palabras y palabras y palabras? Cuando era jovencita a estas personas tan charlatanas las apodaba : " chaparrón de palabras"; no se ponen en el lugar de los demás y ni siquiera les pasa por la cabeza pensar que pueden saturar con su verborrea y lo peor de todo es que como hablan tanto muy pocas veces se acuerdan de lo que dijeron en otras ocasiones y suelen repetir una anécdota o una idea muchas veces, por lo que al adjetivo de charlatanas se le suele añadir el de repetitivas.
Parece que teniendo conversaciones insulsas a voz en grito queramos acallar nuestra voz interior y no nos damos cuenta de que convertimos las supuestas conversaciones en nidos de grillos. 
Ójala algún día aprendamos a  llenar nuestras vidas de susurros y de serenos silencios. 

( Cris Carrasco García)
Imagen: Deborah Dewit

viernes

Compromisos de simplicidad

En el vídeo anterior V. Damcho hace referencia al compromiso o lista de simplicidad voluntaria que hicimos a comienzos de 2016 y me gustaría reflejarlo aquí por si a alguna persona interesada le sirviera de guía. 
Estos compromisos son orientativos, no estamos obligad@s a seguirlos todos aunque si así lo deseamos podemos hacerlo. Yo intento llevarlos todos a cabo y para el 2017 me autoformularé algunos más. Al principio quizá parezcan muchos o difíciles de seguir, pero acaba siendo un estilo de vida que se lleva a cabo con alegría porque nuestro esfuerzo contribuye preservar el medio ambiente y a dejar un mayor número de recursos disponibles para otros seres.

COMPRAS :

* No comprar ropa nueva. Lo que necesite lo compraré en la ropa usada o buscaré un trueque.
* Aprender a vivir con sólo cinco pares de zapatos ( invierno y verano unidos así como el calzado de andar por casa).
* Cancelar las tarjetas de crédito menos una, reservándola sólo para las emergencias.
* Renunciar a "ir de compras" como entretenimiento o para pasar el rato.
*No comprar un solo mueble nuevo para la casa. Reparar los que ya hay o comprar en último término de segunda mano.
* No comprar y renunciar a llevar cualquier abrigo, chaqueta, bolso, zapatos, cinturón o abalorio fabricado con la piel de cualquier animal,  sea visón, astracán, cocodrilo, etc, o bien vaca, oveja, conejo, cabra....
* No comprar ni utilizar nada hecho de coral, ya que en su extracción se destruyen grandes ecosistemas. 
* No comprar perros o gatos. Las protectoras están desbordadas de animales que buscan familia y amor: adopta, no compres.


TRANSPORTE:

* Optar por caminar, usar la bicicleta o el transporte público antes que conducir el coche.

APARATOS ELECTRÓNICOS:

* Renunciar a gastos superfluos, en especial en aparatos electrónicos: nueva TV, nuevos dispositivos móviles...
* No cambiar el móvil hasta que deje de funcionar y entonces comprobar si alguien puede darnos el suyo ya usado o comprar uno de segundo mano. 


ENTRETENIMIENTO:

* Al ir de vacaciones alojarse en casas de amigos o en modalidades de hospedaje colectivo y económico.
*Compartir e intercambiar libros y música, así como tomarlos prestados de la biblioteca pública siempre que se pueda.
*Ver menos la TV. Establecer un número de horas semanales y respetarlo. Sería algo excelente plantearse prescindir de ella.



RECURSOS NATURALES:

* Usar siempre mis propias bolsas para hacer las compras, evitando las de plástico que dan en las tiendas. Si la olvido, no compro. 
* utilizar mi propio recipiente con agua durante el día y no comprar agua embotellada.
* No utilizar pajitas desechables para beber ya que son muy contaminantes.
* Si compro comida preparada, utilizar mis propios recipientes para transportarla.
* Ahorrar un número determinado de litros de agua y KW de luz al mes. 
* Poner en la bañera o ducha un cubo para dejar allí el agua que utilizamos hasta que se regula la temperatura de ésta. Con el agua de este cubo después podremos fregar el suelo, limpiar el inodoro o regar las plantas. 

ALIMENTOS:

* Intentar comprar sólo alimentos naturales y evitar así los procesados al menos en un 80% de nuestro consumo general.
* Comprar productos de nuestra localidad y de Km 0 intentando hacerlo directamente a los productores, al menos en un 80% de nuestro consumo general.
* Intentar comprar en el pequeño comercio el mayor número de veces posible.
* Evitar el desperdicio de comida comprando, cocinando y sirviéndonos sólo lo que vayamos a consumir así como utilizar las sobras de manera provechosa.

SALUD

* Utilizar recursos naturales, terapias alternativas o plantas medicinales para conservar o restaurar la salud y así evitar fármacos lo más posible. 
* Seguir una dieta que me permita mantener una vida más saludable  y el exceso de grasas saturadas evitando la comida basura y la repostería industrial.

SENCILLEZ MENTAL:

* Intentar por todos los medios no embrollar la mente con pensamientos delirantes y la mayoría de veces reiterativos. Para ello podemos practicar la meditación y aprender técnicas para aprender a despegarnos de los "pensamientos basura".


Cuando se creó esta lista, al mismo tiempo se creó un grupo en Facebook seguidor de este modelo de vida y afín a estos compromisos. Este grupo tiene por nombre: Menos es más.

( Cris Carrasco García, a partir de la lista hecha por el grupo de Facebook Menos es Más)
Imagen primera: Deborah Dewit
Imagen segunda: Dee Nickerson





Cómo simplificar tu vida

jueves

Recomenzamos

Hacía mucho tiempo que tenía este blog olvidado y es que me metí por demasiados senderos y me acabé abrumando; dicho de otro modo: quise abarcar demasiado y se me hizo grande. 
Pero el otro día, volviendo a escuchar la charla de una de Venerable Damcho sobre la promesa que hicimos algunas personas seguidoras de la Comunidad Dharmadatta de simplicidad voluntaria, pensé: ¿ por qué no continuar con el blog y en lugar de abrumarme me limito a contar mis experiencias y pareceres sobre la elección de una vida sencilla? 
Así que he recomenzado esta andadura con más relajación y lentitud, con más ganas de plasmar lo que de verdad siento y sin el orgullo de ser maestra ni modelo para nadie. Sencillamente, contar por contar. 
Esta es la primera entrada de la nueva andadura y espero que le sigan otras muchas en este camino retomado. 
No es que no estuviera de acuerdo con lo que publicaba antes, es que simplemente me abrumaba estar continuamente buscando información, elaborar lo que para mí son complicados artículos... de hecho, todo lo publicado anteriormente, así como los blogs y páginas web que considero importantes e informativas seguirán estando al alcance de todas aquellas personas que lo deseen.
En la siguiente entrada, podréis escuchar la charla de Venerable Damcho que tanto me ha inspirado para volver a empezar.
Y ya sin más, comenzamos. 
Muchas gracias por estar ahí.

( Cris Carrasco García)
Imagen: Asun Balzola